Uso de sustancias, recuperación y la comunidad LGBTQ +

By Brandon Rafidi



Millones de personas en los Estados Unidos se ven afectadas por el trastorno por consumo de sustancias, que es una enfermedad potencialmente mortal que implica el uso incontrolado de drogas a pesar del daño que le puede causar al cuerpo. Para que las comunidades se aseguren de que todas las personas tengan la capacidad de tener una recuperación positiva, que es el camino que uno realiza en un esfuerzo por lograr un estilo de vida más saludable, necesitan ser conscientes de grupos específicos que están más en riesgo para el problema en sí.


Los datos de la Encuesta Nacional sobre Uso de Drogas y Salud revelaron que los adultos que se identifican como LGBTQ tenían más del doble de probabilidades de haber usado drogas ilícitas que los adultos heterosexuales. Además, se ha demostrado que las personas que se identifican como LGBTQ tienden a entrar en tratamiento con trastornos de consumo de sustancias más graves.


Aunque es un primer paso importante para identificar grupos que son más propensos a verse afectados por el uso indebido de sustancias, también es necesario que las comunidades entiendan los factores que pueden contribuir a esta realidad. Uno de los más significativos es el estigma social con el que viven los individuos a diario que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales, transgénero o cuestionando. Como resultado de este estigma, muchas de estas personas también experimentan discriminación, acoso y violencia en la comunidad. Debido a estos desafíos adicionales que enfrentan las personas en la comunidad, muchas personas que se identifican como LGBTQ también tienen un mayor riesgo de problemas de salud conductual, incluyendo el trastorno por consumo de sustancias.


En consecuencia, es crucial que las comunidades ofrezcan acceso a recursos de recuperación que se adapten a los problemas sociales y de salud únicos que las personas dentro de la comunidad LGBTQ experimentan. Dado que el camino de recuperación tiende a ser un proceso extremadamente personal e individualizado, tiene sentido que las personas de esta comunidad deben ser capaces de llegar a otros que se identifican de manera similar a medida que navegan por sus desafíos de consumo de sustancias. Cuanto más cómoda se sienta una persona con un recurso, más probable será que busque y se beneficie de ese recurso. En fin, las personas dentro de la comunidad LGBTQ que están en recuperación se enfrentan a desafíos adicionales, pero pueden ser superados con el sistema de apoyo adecuado.


Kenneth Young Center organiza grupos de “SMART Recovery” para adultos LGBTQ (17 años y mayores) en la comunidad todos los lunes de 5:30pm-7pm. Las reuniones se están llevando a cabo actualmente virtualmente a través de Zoom, haga clic aquí para obtener información. Por favor, note que las reuniones son conducidas en inglés.


650 E. Algonquin Rd., Ste. 104
Schaumburg, IL 60173
(847) 496-5939
CPYD.coalition@gmail.com
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
KYC_logo_white_website.png

Funding provided in whole or in part to the Kenneth Young Center by the Illinois Department of Human Services (IDHS), Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA), and the Office of Adolescent Health (OAH).